martes, 23 de mayo de 2017

Multiplicacion de Quejas

A un mes de la llegada del tren, se multiplican las quejas de los usuarios

LA PLATA 23 May(Diario Hoy).-Los pasajeros cuestionan la escasa frecuencia y las demoras de las formaciones eléctricas que arriban a City Bell. Además, no hay una fecha definida para su llegada a 1 y 44.A las 4.52 del sábado 22 de abril, el tren Roca volvió a City Bell, tras meses de retraso. Así, de acuerdo a la información oficial, 20.000 personas se beneficiaron con el nuevo servicio eléctrico, quienes se sumaron a los 150.000 pasajeros que ya viajaban hasta Berazategui.A las 18.30 de ayer, Teresa Díaz esperaba en City Bell el tren eléctrico de las 18.52, convencida de que llegaría puntual. “El problema acá es cuando llueve: se descompone y se atrasa”, aseguró a diario Hoy. Con el cielo despejado y claro, la formación, que había partido de Plaza Constitución a las 17.55, arribó ayer pasadas las 19, con casi diez minutos de demora.Ante la consulta de este medio, las fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación se empecinaron en afirmar que el trayecto no dura más de 57 minutos. En la boletería del paraje el optimismo fue mayor: 50 minutos. Los pasajeros, en cambio, coinciden en asegurar que, como ayer, es usual que la unión entre las cabeceras demore alrededor de una hora .Teresa (62 años, rostro agrietado, pelo largo gris) insistió en que la espera es mayor en días de lluvia. Radicada en Florencio Varela hace 12 años, donde migró desde Bahía (Brasil), su trayecto ferroviario es de unos 22 minutos, pero se extiende con los trasbordos que debe hacer: un micro la lleva a Berazategui, donde toma el tren a City Bell y de allí, otro colectivo la deja en La Plata, donde limpia casas de familia por hora. Sus viajes dependen de esas “changas” que, cuando la solicitan, empiezan por la mañana y terminan al caer la noche.Cuando el clima no acompaña, “volver es lo más complicado”, insistió. En esas jornadas, debe esperar en 1 y 44 los micros que la llevan a la estación de Villa Elisa, por Autopista, o aquellos que hacen paradas intermedias, los que, según aseguró, tienen una frecuencia de entre 20 y 30 minutos, mucho más que los diez estimados por el Gobierno. Pese a la demora, ella prefiere esperar bajo la lluvia, “porque por lo menos aquí (en la estación de City Bell) hay techo para refugiarse. En Villa Elisa, no”.Otros, en cambio, optan ir por Autopista hasta Villa Elisa, donde los trenes parten cada 30 minutos y no cada 60, como en City Bell. A los oriundos de esta última localidad, como Facundo Barreñada (33), no les queda alternativa: “Si bien se viaja más rápido y seguro que en un Diésel, estaría bueno que la frecuencia sea mayor”, reclamó este padre que entre dos y tres días a la semana usa el servicio para llevar a sus hijas hasta la casa de su mamá, en Ezpeleta. “Lo que no me gusta son los horarios: antes pasaban tres trenes por hora, ahora me entero que pasa solo uno. Además, el último viaje de Constitución a City Bell es a las 21 y hay mucha gente que trabaja hasta las 22”, concluyó, por su parte, un empleado bancario que prefirió mantener su nombre en reserva y utiliza el servicio de lunes a viernes para trasladarse al microcentro porteño. Mientras las quejas se multiplican en esta estación, en La Plata los usuarios todavía esperan ver entrar las formaciones a 1 y 44, algo que, según estiman en el Gobierno, ocurrirá en alguna fecha de julio.
 

No hay comentarios.: