domingo, 21 de mayo de 2017

Trenes Argentinos apuntan a Randazzo

Trenes: apuntan a Florencio Randazzo por un sistema de frenado que no funciona

Es un equipamiento chino, automático, presupuestado en más de 50 millones de dólares. El ex ministro dice que el Gobierno actual frenó el recambio.
Florencio Randazzo confirmó su candidatura, en un encuentro la semana pasada con el padre Pepe e intendentes.

La tragedia ferroviaria de Once, en febrero de 2012, y un posterior choque con víctimas fatales en Castelar -en junio de 2013- se podrían haber evitado con un sistema de frenado automático. En julio de 2013, el entonces Ministerio del Interior y Transporte -a cargo de Florencio Randazzo- contrató a una empresa china para la provisión de esa tecnología -por la que se pactó un pago de US$ 53 millones-, que se utilizaría en las líneas Sarmiento y Mitre. Sin embargo, según datos que maneja la actual conducción de Trenes Argentinos Infraestructura, ese sistema de frenado se instaló parcialmente y nunca funcionó, con la sola excepción de la estación Once.

“Heredamos un contrato de un sistema chino en el Sarmiento que no anda”, lo definió Guillermo Fiad, titular de la empresa estatal.

El sistema de frenado automático (ATSD en inglés) fue una de las promesas de Randazzo como parte de la “revolución ferroviaria” que encararía. Sin embargo, cuando dejó el puesto de ministro, el sistema no funcionaba casi en ningún lado. En el caso del Sarmiento, los frenos en toda la línea recién estarán listos en julio (a partir de la gestión actual), mientras que en el Mitre hubo que cambiar el plan de acción y acordar un nuevo contrato con el proveedor.Los sistemas de frenado automático tienen equipamiento “de tierra” (que se hace en las vías) y equipamiento de “a bordo” (que va en los coches). La gestión anterior hizo la instalación de los equipos de tierra tanto en el Sarmiento como en el Mitre. El equipamiento que va en los trenes (a bordo) en el Sarmiento se instaló, pero nunca funcionó. Y en el Mitre directamente no se colocó.

El sistema chino CRSC adquirido por Randazzo se puso -y no anduvo- en vías y trenes de la línea Sarmiento, mientras que en el Mitre sólo comprendió los rieles.

“En las pruebas del Sarmiento se detectó una alta tasa de fallas en el equipo y luego de un tiempo de negociaciones, en agosto de 2016, el proveedor reconoció las fallas y aceptó hacerse cargo del reemplazo que hoy estamos ejecutando”, dijo Fiad. Entre enero y febrero, llegó el nuevo equipo para la línea que corre hacia el oeste. En el caso del Mitre, recién los equipos de reemplazo para los coches llegarán a mediados de año.El entorno del ex ministro admite que, sacando Once, el sistema de frenado no quedó listo. “En el resto de la traza también quedó funcionando la limitación de velocidad máxima. Y se dejó en marcha la obra para que la actual gestión terminara con la etapa final que consistía en el cambio de señales (última etapa de la instalación del frenado automático). El actual Gobierno frenó la obra dejando sin finalizar la protección del sistema”, se defienden.A la actual administración de Trenes Argentinos también le llamó la atención que se comprara equipamiento para formaciones que iban a salir de circulación. Eso fue porque se adquirió el sistema de frenado para coches Toshiba que el Ministerio de Interior y Transporte ya había decidido que saldrían de circulación, porque los iban a reemplazar por compras chinas en la línea Mitre. El valor de esa tecnología (abonada, pero que no se iba a usar) fue de US$ 13,6 millones.“En el caso del Mitre, en el que se empezó a trabajar como segunda prioridad después del Sarmiento, quedaron instaladas todas las balizas de tierra. Y la obra, en pleno proceso de avance. También en este caso, fue el actual Gobierno el que frenó la obra. De haberse continuado, el Mitre tendría hoy, como mínimo, un sistema de frenado automático en la terminal de Retiro y una limitación de la velocidad máxima en la traza de sus tres ramales”, contestó por escrito un allegado a Randazzo.Tras un largo silencio, luego de la elección, el ex ministro confirmó que se presentará en las próximas legislativas de octubre. Quiere competir contra su ex jefa, Cristina Kirchner, en la interna bonaerense del PJ.

No hay comentarios.: