domingo, 9 de julio de 2017

Tren de Carga

El tren de carga sigue con complicaciones debido a las inundaciones

SANTA ROSA La Pampa 9 Jul (La Arena).-En la zona de Realicó el tendido férreo está sumergido bajo un metro de agua, queda interrumpido un ramal que conecta con el puerto de Rosario. Desde abril no puede circular la formación y para hacer alguna reparación se espera a que disminuya el exceso hídrico.Desde el mes de abril hasta ahora el tren de carga, con destino al puerto de Rosario, no pudo normalizar su recorrido por La Pampa porque continúan con agua sobre el trazado férreo. “Entre Realicó y Adolfo Van Praet tenemos graves problemas”, dijo Raúl Arias, el ingeniero responsable desde la sede de Ferroexpreso en Bahía Blanca.“Aún no podemos circular, estamos así desde principios de abril. Tenemos fundamentalmente una laguna que se encuentra a un metro por encima del riel. Estamos viendo cómo solucionarlo”, explicó.Se trata de la línea que llega a Rosario, pasa por la provincia de Buenos Aires, ingresa a La Pampa por el norte hacia la zona de Realicó luego sigue en dirección sur hacia Catriló y retoma por el oeste bonaerense hasta Ingeniero White. Con otros ramales secundarios que se conectan.Según confirmó Arias llevan tres meses con el recorrido interrumpido, con las pérdidas económicas que eso conlleva. Cabe recordar que en abril el paso por las vías era un riesgo con el agua que avanzaba sobre el trazado y a principios de mayo un tren cargado con cereales descarriló en la zona de Quetrequén.
Sin solución inmediata.

La problemática es grande porque las vías estaban ubicadas en terrenos altos pero la gran cantidad de agua acumulada y los cambios en el terreno, por obra del hombre y de la erosión, terminaron por cambiar esa geografía. Ahora, con el exceso hídrico no se puede lograr una solución.El tránsito del tren necesita como condición básica que los rieles estén bien afirmados, pero tanto en las zonas inundadas como en las anegadas no hay garantías. La “falta de piso” con terrenos blandos son un factor determinante para que la infraestructura no sea confiable. Desde Ferroexpreso se viene controlando la problemática y analizando las obras a realizar para garantizar el paso del tren, que con el peso de su formación no puede pasar por zonas donde se vea afectada su estabilidad o incluso se hunda el tendido y termine enterrado en el barro. La empresa deberá evaluar donde hay que reforzar los rieles y además el relleno de las superficies que así lo requieran y donde el agregado de materiales haga realmente una diferencia. Pero el daño real en la infraestructura se podrá apreciar verdaderamente cuando baje por completo el agua y las vías queden al descubierto.

No hay comentarios.: